BLACK MIRROR y una mirada a la Cuarta Revolución Industrial.

BLACK MIRROR y una mirada a la Cuarta Revolución Industrial.

Por: Miguel Julian Borja Vargas
Arquitecto de soluciones Cloud Agilitix 

Primero que nada, si no sabe que es Black Mirror, es una excelente serie de ciencia ficción, se la recomiendo. Segundo, si quiere darse una idea acerca de que es la cuarta revolución industrial y observar desde un punto de vista “diferente”, el mundo al que nos estamos y nos estaremos enfrentando, es una razón más para verla. 

Para muchos, la ciencia ficción no deja de ser eso, ciencia ficticia, para otros, la ciencia ficción ha permitido al ser humano inspirarse; para convertir ese mundo que parece irreal, en algo totalmente tangible. Lo bueno de esta serie, es que nos plantea la tecnología desde muchos puntos de vista, mostrándo como toda nuestra vida esta de una u otra manera estrechamente ligada con la tecnología. Pero, si usted la ha visto sabrá que en muchas ocasiones las cosas no salen también como uno esperaría, es decir la tecnología sobrepasa nuestro control y todo sale mal. Sin embargo, también, arroja una luz de esperanza (que, sin embargo, es algo más cercano a nuestra realidad) en la que controlamos la tecnología y la podemos usar para nuestro beneficio.

De aquí surge mi pregunta, que más bien parecen dos ¿En el mundo de hoy, y en el qué se ve en el horizonte, la tecnología está al servicio del ser humano, o el ser humano está al servicio de la tecnología? Tal vez, la respuesta más acertada sería, depende. Y todo pasaría a convertirse en un debate, un tanto filosófico por así decirlo; aunque sería muy enriquecedor mostrar aquí las diferentes perspectivas, o respuestas a esta pregunta, es algo que tal vez, aburriría a la mayoría, hoy todo se trata de tiempo. Por eso solo entregaré una perspectiva, una opinión, esperando que usted como lector se haga la suya propia.

Todos los avances de la ciencia y de la tecnología nos han hecho tener, en general, una mejor calidad de vida. Desde algo tan avanzado como las vacunas, hasta algo que gracias a empresas como Agilitix hoy volvimos tan cotidiano: el trabajo desde casa de miles de personas. Que a través de los escritorios virtuales acceden a su entorno de trabajo de una manera fácil, eficiente y segura. Manteniendo la productividad y la capacidad de generar valor para las compañías, y permitiendo a las personas estar seguros en casa. Entonces ¿Por qué hay tantos estudios que demuestran el miedo de las personas a los avances de la tecnología? Seguramente ha escuchado a alguien decir dentro de su compañía frases como: “no piensan en las personas” o “si automatizan ese proceso ¿Cuánta gente se quedará sin trabajo?” o mejor “Está pasando, los robots nos están remplazando”.

Es decir, como si no fuera suficiente competir con otras personas ¿tenemos que competir contra las máquinas? La respuesta es si, pero no necesariamente. Es cierto que en la cuarta revolución industrial muchas personas podrían ser remplazadas por diferentes softwares, que harían mejor y más eficiente el trabajo que eventualmente hace el ser humano. Pero también es cierto que el ser humano tiene características que lo hacen irremplazable, como, por ejemplo, el poder de la improvisación, el pensamiento crítico o la capacidad de crear y enseñar cosas nuevas.

Es aquí, para ir cerrando mi idea, donde el ser humano tiene su espacio para actuar. Aún queda algún tiempo antes de que las máquinas tengan emociones, o sean capaces de entender lo imprevisible de la vida. Estamos justo a tiempo para hacer mejor lo que venimos haciendo y nos entrenemos, o mejor nos eduquemos para potenciar nuestras habilidades con la ayuda de la tecnología. Tal vez, si nos entregamos y dejamos que la tecnología nos simplifique aún más la vida, tengamos el tiempo suficiente para desaprender y aprender nuevamente lo que este mundo, todos los días cambiante, nos ofrece.

Así que ¿por qué no empezar a explorar las nuevas oportunidades que las tecnologías X-As-A-Service (o todo como servicio) pueden ofrecerle? ¿Por qué no ofrecerle a su empresa y sus empleados la oportunidad de explorar las últimas tendencias de tecnología en la nube? La cuarta revolución industrial es un hecho, ya estamos caminado sobre ella. La pregunta ya no es cuándo, la pregunta más bien cómo introducirse y hacer parte de esta revolución. Una forma por supuesto es educándonos y entrenándonos para hacer lo que sabemos hacer de una mejor manera, como ya lo dije en líneas anteriores. Otra forma es claramente, dejar que empresas como nosotros lo apoyen, lo ayuden y lo asesoren para que tome la mejor decisión tecnológica.

Tal vez piense, “acabó y no dijo mucho de Black Mirror” o “sólo mencionó un par de veces lo de la cuarta revolución industrial”. Pues, tal vez tiene razón; pero como dije, solo quería engancharlo a que leyera esta opinión y se hiciera la suya propia. Por otro lado, no está demás decir que: Aquí somos partidarios de que la tecnología no solo ayuda a los negocios, al final lo que esperamos, es ayudar a las personas.

Write a comment