¿Y qué son las buenas prácticas en TI?

¿Y qué son las buenas prácticas en TI?

Por: Carolina Cala
Consultor Comercial Agilitix SAS

Es muy común escuchar en la cadena de distribución a fabricantes, mayoristas, integradores y usuarios finales en tecnología de información, en incorporar en sus discursos o solicitar en sus proyectos, iniciativas y planes de mejoras, y hasta en la entrega de valor, la aplicación de ¨buenas o mejores prácticas de tecnología de información (TI)¨.


Pero, ¿qué significa en realidad esta frase?

Las ¨buenas prácticas de TI¨ no son más que un conjunto de procedimientos, técnicas, metodologías, guías, estrategias de trabajo o consejos de las mejores experiencias de profesionales en el medio de TI, que han demostrado mover, avanzar o hasta desplazar a una empresa hacia un objetivo de mejora deseado, planeado y proyectado.

El reto consiste en estandarizar todas las actividades de la empresa relacionadas con la tecnología, llevándolas a un alto nivel de calidad y excelencia. Con este resultado positivo, los servicios tienen la entrega garantizada, independientemente de quién los ejecuta.
Junto con ello, se debe promover el desarrollo y mantenimiento de la transparencia en todas las iniciativas y procesos que se ejecuten en la empresa.


Valores que nos inculcan en casa

Yo comparo estas ¨buenas prácticas de TI¨, con los valores universales y personales que nos inculcan desde casa; desde niños, nuestros padres y mayores, nos inyectan en nuestro ADN lo que debemos hacer: debemos ser personas de bien, honestas, íntegras, solidarias, éticas, justas, tolerantes, responsables, entre muchas otras, que nos permiten promover a actuar de una manera, mediante comportamientos.

Ahora bien, ¿y por qué es importante seguir el ejemplo de lo recibido y educar en valores a nuestros hijos? Básicamente, porque son principios que nos rigen y sirven de guía para saber cómo conducirnos para vivir en armonía y evolucionar como comunidad.

Con este entendimiento, así mismo le pasa a las empresas, se tienen que educar en valores que se definen como buenas prácticas, de manera que les permitan, determinación en sus prioridades, la capacidad de poder elegir entre diferentes situaciones, capaces de establecer relaciones comerciales y asumir comportamientos y posiciones en el mercado.


¿Como fomentar las buenas prácticas de TI?

Una empresa basada en ¨buenas prácticas de TI¨, le entrega a sus empleados, seguridad, confianza, fuerza, de manera que les permita tener claridad de que tiene que hacer y qué esperar de los demás.
Estas ¨buenas prácticas de TI¨, deben ser un pilar dentro de la compañía, perdurables en el tiempo y trasladables a cualquier lugar o entorno. Nos construye como parte de una cultura organizacional, y nos hace responsables de nuestro actuar.

El mayor desafío a la hora de aplicar las ¨buenas prácticas de TI¨¨, es el saber cómo aplicarlos a una cotidianidad organizacional, para lo que se hace necesario tener conocimiento, experiencia, realismo, juicio, creatividad y credibilidad en ellas, sin prejuicios, acompañado de óptimos canales de comunicación y un excelente conocimiento del negocio que se tenga o para el que se trabaje, con el fin de que su implementación transmita las ventajas que una empresa puede aportar a sus clientes.


Alcance

Cuando una empresa se propone como objetivo crecer, a menudo puede preguntarse cosas como: ¿quiero crecer aumentando mi número de clientes actuales y por ende, más ingresos?, ¿quiero crecer mediante la integración de empresas?,  ¿quiero aumentar mi ebitda*** en una cifra porcentual de doble dígito?, ¿a quién debo tener en mi equipo para que me acompañe, lidere y proponga estrategias y soluciones ganadoras?, ¿qué debo hacer para tener clientes más satisfechos que me recomienden y me lleven a nuevos clientes?   Y uno de los caminos para alcanzarlo, es mediante la aplicación de ¨buenas prácticas de TI¨, donde se optimicen operaciones, se adopten tendencias innovadoras, se modernicen procesos y alineen con los objetivos de negocio.
Hay que construir organizaciones con calidad y flexibilidad que permitan la adaptación a cambios mediante la utilización de mejores prácticas conocidas en la industria y que están disponibles en diferentes medios públicos.


¿Que involucra las buenas prácticas de TI?

Una buena práctica o gestión de TI involucra procesos, estructuras e instrumentos de participación, que siempre van en función de lograr y alcanzar una mejora contínua empresarial, donde es necesario sumar contenido con levantamiento de información  de TI propio de cada empresa (procesamiento, almacenamiento, networking, seguridad, nubes híbridas, DevOps***,  aplicaciones, base de datos, etc.).

Cuando una compañía goza de ¨buenas prácticas de TI¨, disfruta de beneficios y bondades como: promover la satisfacción de clientes mediante el uso de las TI, entregando valor a la experiencia del cliente, ayudando en alcanzar  la diferencia generando calidad en el servicio y permitiendo que esté disponible.   Así, se hará mayor uso de los sistemas, con soluciones sencillas, rápidas y dinámicas para cualquier tipo de usuario.


Evidencia de buenas prácticas de TI

Otro aspecto general para exponer, es la pertenencia a una industria;  en los sectores bancario, financiero y de seguros es donde más se puede observar el uso y la aplicación de ¨buenas prácticas de TI¨, dada su naturaleza o razón de ser, las exigencias de las entidades de control y vigilancia que las supervisan y su objetivo de proteger a los usuarios o consumidores financieros. 
En otro tipo de sectores, el uso de ¨buenas prácticas de TI¨ pueden ser diferentes o con otras exigencias, porque se encuentran en diferentes escalas de maduración en su percepción del valor de negocio en las tareas de TI, y por lo tanto, deben recorrer un camino más largo y de sustentación y demostración de valor para mejorar en la aplicación de buenas prácticas.


Consideraciones

Ahora bien, ¿qué debería considerar una empresa para abordar ¨buenas prácticas de TI¨ ? Marcos de referencia.  Ejemplos conocidos de marcos de referencia que se pueden consultar para TI, para diferentes gestiones que tiene una empresa son: gestión de servicios (las más populares son ITIL y la ISO 20000), gestión de gobierno, gestión de riesgos, gestión de la seguridad de la información (ISO 27000), análisis del negocio, arquitectura empresarial (TOGAF), gestión de proyectos, entre otros.   Los anteriores marcos, según recomiendan los expertos, acompañados del apoyo de la gerencia, con una comunicación establecida, digerible para todos y con objetivos fáciles y cercanos de alcanzar.
Así, el modelo de ¨buenas prácticas de TI¨, genera confianza, motivación de los que participan en el cambio, inversión continua de tiempo, dinero, y buenas herramientas que conlleven a resultados medibles que garanticen mejora continua del negocio.


Nuevos retos para las buenas prácticas de TI?

También es importante traer sobre la mesa y no porque sean menos importantes, los nuevos retos por la pandemia … deja evidenciar la necesidad de transformación hacia lo digital, lo remoto y el acceso a servicios on-line, la necesidad de salirnos de caja y de exponer nuestros servicios internos y hacia cliente de manera digital. 
Esto nos exige o demanda el aumento en requerimientos de TI.   Y estos requerimientos de TI están alineados hacia la manera de gestionar los servicios de TI fundamentados en la agilidad y en los marcos de ¨buenas prácticas de TI¨, que conlleve a una correcta gestión de recursos como la búsqueda de la satisfacción en la experiencia del cliente.
Así mismo, el concepto de Internet de las Cosas (IoT)*** en la industria 4.0, cobra mayor relevancia que las cosas tengan conexión a internet en cualquier momento y lugar a través de las redes, donde trae como beneficios el disfrutar de experiencias de cliente mejoradas cerrando la brecha entre los objetivos del negocio y la tecnología.
Este bombazo de datos de IoT*** a través de los dispositivos inteligentes generan un volumen exponencial de datos de IoT*** que deben analizarse y aprovecharse en tiempo real, donde ¨buenas prácticas de TI¨, permitan predecir comportamientos y generar acciones automatizadas.


Conclusión

Una buena práctica es una experiencia o intervención que se ha implementado con resultados positivos contribuyendo a una mejora o solución de problemas, una sugerencia o recomendación justificada, argumentada y probada de hacer las cosas bien, de manera voluntaria, para que sirvan de ejemplo frente a una familia, una empresa o una comunidad de comportamientos exitosos que aportar valor y experiencias de satisfacción frente alguna actividad plateada.
Las empresas de hoy, deben responder y mantener los desafíos de TI,  mediante experiencias que parten de un resultado exitoso, y todos los miembros de una organización debemos tener herramientas que nos permitan optimizar el tiempo, brindando un modelo estructurado que las organizaciones puedan seguir, ayudando a que cada uno esté en la misma sintonía para poder tener gestión, retroalimentación y oportunidades de mejora. 
De esta manera, las empresas deben lograr en mantener el equilibrio entre el crecimiento del negocio a través de ingresos sólidos y de su respectivo ebitda***, y en mantener sanas implementaciones basadas en calidad, cumplimiento y optimización de recursos.
Este conocimiento de buenas prácticas lo puedes encontrar más fácil de lo que te imaginas … a través de foros y webinars, cursos, sitios web, revistas especializadas, libros, entre otros.
La pregunta ahora es, ¿Qué buena práctica se te viene a la cabeza que hayas aplicado recientemente?. Sería difícil imaginar cómo sería una compañía sin valores o ¨buenas prácticas de TI¨, ¿compartes este pensamiento conmigo?


Referencias:

  • Ebitda: indicador contable de la rentabilidad de una empresa.
  • DevOps: unificar el desarrollo y la operación del software.
  • IoT: internet de las cosas, interconexión digital de objetos con internet.
  • Industria 4.0: digitalización de la industria y servicios relacionados con la empresa.

Write a comment